martes, 30 de noviembre de 2010

Microrelato: ¡QUÉ MUNDO!

A mí me empiezan a entrar dudas, y en mí es gravísimo. Al desmontarlo había fijado señales, y tomado referencias tanto del lugar que ocupaban, como del tamaño, los colores, etc. Creo recordar, que cuando lo compuse no fue tan complicado, y no me ofreció ninguna resistencia conseguir encajarlo. Ahora los distintos elementos que lo compone, continuamente se me resisten, y parece que su pretensión sea que con su rebeldía me doblegue a ellos. Los dóciles son los menos, y precisamente los que carecen de importancia. ¡¡Quien me mandaría profundizar en teorías creativas y evolutivas, ni siquiera tenía que haberlo tocado!! , que incordio después de tantos años.

1 comentario:

Soledad Sánchez M. dijo...

¡Muy bueno!

Y es que a veces, los experimentos, mejor ni con gaseosa...

Un abrazo,

S.